Un artesano, es una persona que piensa la realidad, el mundo, a través de las cosas que crea, interpretando esta realidad sin reproducirla, sin copiarla, sino poniendo su creatividad al servicio de una nueva realidad que pasa por crear objetos diferentes y sin

Este artesano cree en la manualidad, le interesa el “modo de hacer”, ancestral, medieval, anterior a las teorías del arte paralelas a la estética pero huyendo de sus ideas, así como de la fabricación industrial, anónima, destructora de la excelencia y de la unicidad de un objeto irrepetible. Así, el hombre hecho artesano reivindica su capacidad a re-inventar la realidad. Su labor es contra la máquina que arrasa la creatividad para volver todos los objetos
ordinarios, volviéndolos baratos y en serie.

El artesano cree en el arte decorativo así como en un hedonismo del objeto reencontrado;

Este objeto es descubierto por primera vez como revelador de sensaciones, una revelación táctil, visual, sensorial, que revela el espíritu humano ante el refinamiento de una intimidad doméstica que lucha, sin cesar, contra la producción en cadena, burda, aseptizada, a la vez común y trivial. Desde esta definición de Monica Moussali, que prefiere llamarse diseñadora por su estrecha relación con el trazo, ella ha explorado técnicas nuevas en dos materiales: la cerámica y el cemento.

Artículos Relacionados

Privacy Preference Center